Jul
24
AM
9:25
Buscar en el sitio
ES FR EN

Oriente MedioÁfricaEuropaAsiaAmérica LatinaNorteaméricaMundo
 
Pyongyang: EEUU no puede destruir a la RPDC ONU: los ataques de Israel en Gaza son crímenes de guerra El fin de Israel Irán, Turquía y Qatar piden a Egipto que abra el paso fronterizo de Rafah 655 muertos palestinos en Gaza. Israel ataca escuelas y una central eléctrica Brzezinski: “EEUU debe oponerse a las acciones de Israel en Gaza” La UE pide el “desarme” de las facciones palestinas en Gaza Francotiradores palestinos abaten a militares israelíes Miembros de la Brigada Golani recuerdan: “Nos atacaban como fantasmas” Federación Palestina de Chile: lo que ocurre en Gaza es un asesinato de civiles
Muevase a la derecha Detener Muevase a la Izquierda
Ir a
Artículos relacionados
Israel aislado del mundo Rusia pone en alerta sus fuerzas nucleares estratégicasMuallim: Siria segura de su victoria gracias al apoyo de RusiaMusulmanes de España condenan genocidio israelí en Gaza. Piden sancionesLa mitad de los militantes de Alepo han abandonado la lucha en el último año
Buscar Buscar
Servicio RSS Twitter Sitio Deportivo Red de programas Videos Transmisión en directo
Sugerencias Libro de Visitas Encuestas Lista de correo Apple App Android App
Yusuf Fernandez
Minimizar la fuente Maximizar la fuente Guardar artículo
Los Neocons Estadounidenses Buscan un “Cambio de Régimen” en Siria
Yusuf Fernandez

Poco después de la revolución tunecina, y especialmente la egipcia, el mapa de Oriente Medio cambió. EEUU e Israel perdieron a uno de sus dos principales activos en la región: el dictador egipcio Hosni Mubarak. Egipto, con su enorme población de más de 80 millones de habitantes, ha sido históricamente un actor clave en Oriente Medio. Sin embargo, el régimen de Mubarak convirtió el país en un estado clientelar de EEUU e Israel. De este modo, un cambio en la política exterior egipcia tendría efectos decisivos para la región. Crearía un poderoso frente diplomático y militar árabe. Israel se vería obligado a pensárselo dos veces antes de agredir a ningún otro país de Oriente Medio.

El otro gran régimen árabe pro-norteamericano, Arabia Saudí, ha perdido a su principal amigo árabe y está muy preocupado por los desarrollos que tienen lugar en Egipto y en su propio patio trasero, es decir Bahrein y Yemen, donde las revoluciones populares han creado un ejemplo que la propia oprimida población saudí podría seguir.

De esta forma, la fractura árabe, impuesta por EEUU, -entre los estados que favorecen a la resistencia y los regímenes clientelares de EEUU- podría quedar superada y éste sería el resultado más sobresaliente de las actuales revoluciones árabes. Si el nuevo gobierno egipcio acaba adoptando una postura que refleje las demandas de la opinión pública árabe y egipcia, Egipto dejará de ser un activo norteamericano, siempre dispuesto a oponerse a Irán, Siria, Hamas y Hezbolá.

Algunos medios de comunicación israelíes y norteamericanos han estado discutiendo abiertamente si un cambio de régimen en Siria compensaría el desastre que la caída de Mubarak significó para Israel. La evidencia de una Siria resurgente y su creciente influencia en la región en los últimos años ha frustrado a los responsables estadounidenses que han estado intentado cambiar las políticas sirias y convencer a este país para que cese su apoyo a Hezbolá, corte su alianza con Irán y ponga fin a su práctica de albergar a los líderes de los grupos de resistencia palestinos. A diferencia de Egipto o Libia, Siria no ha alcanzado tampoco acuerdos con EEUU en temas como el terrorismo y las armas no convencionales. “El comportamiento de Siria no se ha ajustado a nuestras esperanzas y expectativas durante los pasados 20 meses y las acciones de Siria no han respetado sus obligaciones internacionales,” señaló la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, al diario libanés An Nahar, confirmando así que EEUU no aceptará de Siria menos de una completa servidumbre a sus dictados.

Según algunos analistas, la caída o debilitamiento del régimen sirio tendría un efecto importante en Palestina y serviría para aislar a Hamas en Gaza. Además, Irán perdería a su principal aliado en el mundo árabe y Oriente Medio. Ellos creen también que la instalación de un régimen títere de EEUU en Damasco tendría su posterior culminación en la transformación de Líbano en un feudo israelí.

Siria es consciente de esta realidad. Poco después de que los disturbios comenzaran en el país, el presidente Bashar al Assad denunció una conspiración inspirada en “su tiempo y forma” por las revueltas en los otros países árabes. El presidente sirio estuvo dispuesto a admitir que la falta de reformas podría ser “perjudicial”, pero aconsejó en contra de cualquier apresuramiento. Él dijo que “la mayoría de los sirios tienen necesidades que no han sido resueltas,” pero añadió que éstas serían abordadas en el momento oportuno.

Los amigos de Siria en Líbano y Palestina fueron rápidos en mostrar su apoyo a Assad. En Líbano, el líder del Partido Socialista Progresista, Walid Yumblatt, dijo que el último discurso del presidente Assad había planteado “horizontes positivos para la reforma”. El número dos de Hezbolá, Sheij Naim Qassem, afirmó que el régimen de Siria estaba “en buena forma” y advirtió que los intentos de expandir el caos en ese país fracasarían.

Por su parte, Anuar Raya, un líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina, dijo a la agencia rusa RIA-Novosti que “Siria está jugando un papel fundamental en Oriente Medio como sustentador de las organizaciones de resistencia en el mundo árabe, especialmente en Palestina y Líbano. La desestabilización de este país permitiría a EEUU e Israel restaurar su dominio en la región que ellos perdieron, especialmente después de la Revolución en Egipto.”

La campaña de desestabilización contra Siria es fácilmente percibible en los medios de comunicación norteamericanos. En un reciente artículo de opinión publicado en el Washington Post, un muy conocido ideólogo neoconservador, Elliot Abrams, que fue también un asesor clave sobre Oriente Medio en el Consejo de Seguridad Nacional (CSN) durante la presidencia de George W. Bush, pidió abiertamente un “cambio de régimen” en Siria. Tras insultar al presidente sirio, Bashar al Assad, a quién calificó de “matón,” Abrams afirmó que Siria sería “el siguiente régimen en caer” en Oriente Medio.

Utilizando el sectarismo como su arma de elección contra Siria. Abrams afirmó que un nuevo régimen en Siria estaría controlado con toda seguridad por la mayoría sunní. Un gobierno sirio dominado por los sunníes, afirmó, “nunca mantendría” estrechas relaciones con Irán y Hezbolá, e Irán “perdería” a su aliado árabe y su acceso terrestre a Hezbolá. Sin embargo, cabe señalar que los otros analistas pro-israelíes se muestran en desacuedo con este punto de vista y temen que el cambio de regimen en Egipto, Jordania y Siria pueda resultar en lo que los medios israelíes han calificado de “anillo sunní”, que reforzaría la influencia de los Hermanos Musulmanes sobre los acontecimientos en la región.

Abram también pidió a la Administración Obama que tome medidas económicas y diplomáticas similares a las adoptadas en contra de Libia antes de la intervención militar de EEUU y la OTAN con el fin de debilitar el poder de Assad y fortalecer a la oposición. Durante la guerra entre Israel y Hezbolá de 2006, Abrams pidió a Israel que ampliara su campaña de bombardeos para incluir objetivos situados dentro de Siria, una posición que fue también apoyada por otros neocons de fuera de la Administración.

Una opinión similar fue la mostrada por un editorial del Wall Street Journal, que pidió a Washington que apoyara a la oposición “de tantas maneras como sea posible”. “Es imposible saber quién sucederá a Assad si su régimen, que descansa sobre el apoyo de la minoría alawí, cae, pero es difícil imaginar muchos escenarios que sean peores para los intereses norteamericanos (que la continuación del régimen de Assad),” afirmó el editorial.

El senador republicano John McCain y el senador independiente Joe Lieberman, uno de los belicistas sionistas más notorios del Congreso de EEUU, afirmaron que el esfuerzo de Obama para negociar, en vez de aislar, a Damasco “había conseguido poco” y manifestaron que era ya el momento de apoyar a la oposición en contra del régimen de Assad. Ambos dijeron que Washington “debe hablar alto y claro” en contra del régimen sirio.

El senador republicano, Jon Kyl, un fuerte crítico de todos los esfuerzos estadounidenses realizados para acercarse a Damasco, dijo que Washington debería exigir la dimisión de Assad y pidió al embajador norteamericano en Siria, Robert Ford, que “investigue” la respuesta de Assad ante los disturbios. Kyl afirmó que Siria se oponía “a los intereses nacionales vitales de EEUU” citando su apoyo a Hezbolá y Hamas.

Israel ha aprovechado también la revuelta siria para presentar a Siria como un socio indigno de confianza en cualquier posible negociación sobre el futuro de los Altos del Golán, un trozo de territorio sirio que aquel conquistó en la guerra de 1967. Ha habido un continuo incremento en el número de asentamientos judíos en los Altos del Golán en los más de 40 años de ocupación e Israel ha dejado claro que no está dispuesto a respetar las resoluciones de la ONU que le obligan a retirarse de este territorio. El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, que es también líder del partido ultraderechista Yisrael Beiteinu, se opone con vehemencia a cualquier retirada, incluso a una parcial, del Golán. El objetivo del gobierno de Israel de crear un Gran Israel exige, en última instancia, un conflicto con Siria por el control de la región del Golán y los suministros esenciales de agua que ella contiene.

Source: Sitio de Al Manar en Español

16-04-2011 - 11:38 Última actualización 03-05-2012 - 16:42 | 4333 visitas
Nombre Registrar nick
Los usuarios que tienen ya seudónimos pueden colocar sus comentarios sin riesgo a que aquellos sean copiados

Usuario a quien puede reservarse su nick
 Inserte un comentario utilizando su nick

Email
País
Título
Mensaje
El número de caracteres admitidos es 700 - 700 Carácter Izquierda
El sitio no comparte necesariamente las opiniones recogidas por el autor
Email Registrar nick
Los usuarios que tienen ya seudónimos pueden colocar sus comentarios sin riesgo a que aquellos sean copiados

Insertar comentario

Contraseña
Título
Mensaje
El número de caracteres admitidos es 700 - 700 Carácter Izquierda
El sitio no comparte necesariamente las opiniones recogidas por el autor
 

Usuario a quien puede reservarse su nick
 Inserte un comentario utilizando su nick

Insertar comentario

Cambiar la contraseña

Nick
Email
País
Contraseña
Confirmacion de la contraseña

  Insertar comentario

Usuario a quien puede reservarse su nick
 Inserte un comentario utilizando su nick

Email
Corregir el país
Antigua contraseña
Nueva contraseña
Confirmar la nueva contraseña

Comentarios del usuario Número de comentarios: 2
1 - No rendirse jamas
lupuya | 42 01:05 2011-05-07
Al pueblo Sirio, aconsejo no dejarse engañar por los enemigos con el cuento de la democracia, no
permitan que los extranjeros los dividan
2 - El caso Siria
osmar | Argentina 00:10 2012-01-08
Dios es grande!!!

 

Sitio de Al Manar en Español Última actualización 23-07-2014 18:20Hora de Beirut
103506314Visitas desde24-05-2010